Adam Zagajewski: Mis tías

Escenas domésticas 008
MIS TÍAS

Siempre ajetreadas con lo que llamaban
la cara práctica de la vida
(Platón ya se ocupó de la teoría),
hasta los codos en los muebles, las sábanas,
en los jardines de la cocina y la despensa,
sin olvidarse de la bolsita de lavanda
que volvía el armario de las sábanas en un prado.

La cara práctica de la vida,
igual que la cara de la luna sin alumbrar,
no estaba exenta de secretos.
Cuando se acercaban las Navidades
la vida se convertía en pura praxis
instalándose por un tiempo en los pasillos,
refugiándose en las maletas, en los bolsos.

Y cuando alguien moría (por desgracia
también ocurría en nuestra familia)
mis tías se entregaban por completo
a la cara práctica de la muerte
olvidándose entonces de cambiar la lavanda
que olía con frenesí, despreocupada,
bajo la pesada nieve de las sábanas.

De Deseo, 1997)

Fotografía: Escena doméstica publicada en el blog Murre tanrre querre

 

 

Anuncios

junio 9, 2017 at 1:25 pm Deja un comentario

Alfonso Sastre: Mensaje a un joven actor

 

 

Mensaje a un joven actor.

El mundo es tan sólo una mesa de despacho – te habían dicho-.

El mundo es tan sólo un largo mostrador de mercería.

El mundo es tan sólo un alto andamio

Del que cuelgan como arañas millones de obreros.

El mundo está hecho de tinta y de cemento, hijo.

Pero ahora tú sabes que el mundo es una vieja pensión provinciana,

Que el mundo es sólo un cuarto con un espejo grande,

Que el mundo es un tren que te lleva de un lado para el otro,

Que el mundo es un paseo hasta el mar,

Que el mundo es- ¿cómo definirlo?- una muchacha triste,

Que el mundo es, en fin, llorar de amor ante un crepúsculo luminotécnico.

 

Alfonso Sastre (“Tres poemas alrededor del Teatro”. Primer Acto. Nº 4. Octubre 1957. p. 8).

 

 

marzo 27, 2017 at 5:37 pm Deja un comentario

Soñar el sueño imposible


Soñar el sueño imposible,
Luchar con el enemigo invencible,
Abrazar el pesar insoportable,
Correr hacia donde no se atreven los valientes…

Enderezar el mal irreparable,
Amar pura y castamente en la distancia,
¡Intentar cuando tus brazos están cansados,
Alcanzar la estrella inalcanzable!

Ésta es mi búsqueda, perseguir esa estrella,
No importa con qué desesperanza, no importa a qué distancia,
Luchar por lo que es justo sin preguntar ni detenerme,
¡Estar dispuesto a ir al Infierno por una causa celestial!

Y sé que, si yo pudiese ser fiel a esta búsqueda gloriosa,
Mi corazón yacería en paz y calma cuando me tienda a descansar…

Y el mundo será, de hecho, mejor,
¡Que un hombre despreciado y cubierto de cicatrices,
Todavía se esforzó con su último gramo de coraje,
Para alcanzar la estrella inalcanzable!

abril 1, 2016 at 2:38 pm 3 comentarios

Santiago Azar: Feliz Cumpleaños

Feliz cumpleaños me dice la vida con voz ronca,

mientras extiende una estúpida torta con sus respectivas velas

y el escenario propicio para pedir los deseos.

A todo esto,

comienzan a hacer su arribo

… los respectivos invitados sorpresa.

Así, acabo de ver pasar hacia el baño al tiempo

que como habitualmente sucede,

genera crudos espectáculos

luego de una u otra copa.

Por el otro rincón diviso a las heridas y mis dolores

que se ríen a carcajadas de mis lamentos.

Sin embargo, llegan estas velas

frente al viento indescriptible de mis labios,

pero el único deseo que de improviso se me viene a la mente

es que se largue todo este gentío inoportuno,

que el tiempo y compañía, se devuelvan a mi infancia,

que la arruga que cabalga palmo a palmo con mi rostro,

se detenga por un instante en una estación sin nombre.

¡Que se larguen todos estos borrachos invitados!

y me dejen celebrar los días de mí mismo.

noviembre 25, 2013 at 10:30 am Deja un comentario

Julio Cortazar: Rayuela, capítulo 7

Rayuela. Capítulo 7

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

junio 24, 2013 at 7:40 pm 3 comentarios

Charles Bukowski: Hay un pájaro azul en mi corazón

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí dentro, no voy
a permitir que nadie
te vea.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago
el humo de los cigarrillos,
y las putas y los camareros
y los dependientes de ultramarinos
nunca se dan cuenta
de que está ahí dentro.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres
montarme un lío?
¿es que quieres
mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros
en Europa?

hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir
a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas
triste.

luego lo vuelvo a introducir,
y él canta un poquito
ahí dentro, no le he dejado
morir del todo
y dormimos juntos
así
con nuestro
pacto secreto
y es tan tierno como
para hacer llorar
a un hombre, pero yo no
lloro,
¿lloras tú?

junio 10, 2013 at 4:51 pm 27 comentarios

Gibran Jalil Gibran: Del matrimonio

Nacisteis juntos y juntos permaneceréis para siempre.
Aunque las blancas alas de la muerte dispersen vuestros días.
Juntos estaréis en la memoria silenciosa de Dios.
Mas dejad que en vuestra unión crezcan los espacios.
Y dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros.
Amaos uno a otro, mas no hagáis del amor una prisión.
Mejor es que sea un mar que se mezca entre orillas de vuestra alma.
Llenaos mutuamente las copas, pero no bebáis sólo en una.
Compartid vuestro pan, mas no comáis de la misma hogaza.
Cantad y bailad juntos, alegraos, pero que cada uno de vosotros conserve la soledad para retirarse a ella a veces.
Hasta las cuerdas de un laúd están separadas, aunque vibren con la misma música.
Ofreced vuestro corazón, pero no para que se adueñen de él.
Porque sólo la mano de la Vida puede contener vuestros corazones.
Y permaneced juntos, más no demasiado juntos:
Porque los pilares sostienen el templo, pero están separados.
Y ni el roble ni el ciprés crecen el uno a la sombra del otro.

junio 3, 2013 at 12:00 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo