Abelardo Linares

febrero 8, 2010 at 9:51 am Deja un comentario

RADIANTE ROSA HIRIENTE

No el poder con su pesado manto y su cetro de
podredumbre,
ni la gloria, ave que se remonta con alas de ceniza
hacia un cielo que no existe.
Tampoco la fortuna, perla hecha de nieve que el
tiempo disuelve en la amargura de su copa.
Y menos aún el honor, el deber, la dignidad,
tediosos soles yertos girando en el vacío.
Sino el amor. El amor y su radiante rosa hiriente.

Anuncios

Entry filed under: Poetas I-L. Tags: .

Alejandra Pizarnik (II) José Miguel Santiago Castelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo


A %d blogueros les gusta esto: