Posts filed under ‘Poetas I-L’

Nené Losada: Aquel carreiru

Aquel carreiru
yara lo mesmo que los outros;
feitu d’idas ya venidas
con alparagatas ou madreñas.

Pero pa miou tía
yara distintu…
porque alguien, un día,
lo encarrilara por el.l.a.

Nastoncias yara clandestinu,
comu l’amor,
ya inda güei sigue siéndolo
nel recuerdu.

Mientras tantu desaparez
poucu a poucu, entre matos,
sin que nadie
lo eche de menos.

…………………………………………………..

Nené Losada, es el nombre literario de la poeta valdesana Carmen Losada Rico, nacida en Luarca en 1921 y fallecida en 2009. En 2013 ha sido protagonista de la Selmana de les Lletres asturianes.

mayo 3, 2013 at 4:56 pm Deja un comentario

Jackie Kay: Lluvia torrencial

Lluvia torrencial

La noticia sobre nosotras se esparce como una tormenta.
De una punta a otra de nuestro pueblo.
Nos quedamos tras las cortinas
entreabiertas como capuchas; vigilamos las miradas de la otra.

Hablamos de cambiarnos al oeste,
esta zona siempre ha sido una caja de zapatos
atada con cordel; pero bueno
tu padre todavía vive en esa casa
donde recalentábamos espagueti a la boloñesa
al mediodía y bailábamos con Louis Armstrong,
su gramófono fuerte como los latidos de nuestros dos corazones
al ritmo de bum didi bum didi bum.

¿Lo sabías entonces? Yo comencé a salir con Davy;
cuando me encontraba contigo sólo decía Hola.
Metí su sonrisa de foto del metro en mi cartera
y la sacaba para enseñarla a mis amigas en el descanso.

Poco después supe que te casaste con Trevor Campbell.
Todas las noches me metía al comedor escolar
totalmente desnuda, hasta que me despertaba el Miss, Miss, Miss
minuto a minuto. Luego me topé contigo en la Cruz.

No has cambiado, dijiste; esa tranquilidad.
Ni tú tampoco; tu risa aún atraviesa la calle.
Te ubico en el pasado, radiante, hasta que
— por qué no vienes a casa, a Trevor le encantaría.

El no estaba. No sé cómo ocurrió.
No nos molestamos con un sarta de te acuerdas.
Pasé mis dedos por las cuentas en tu cabello.
Tu pelo es bonito dije tontamente, bonito, te va bien.

Nos sentamos y nos miramos hasta que nuestros ojos se llenaron
como un vaso de vino. Lo hice, aquello que
soñé un montón de veces. Te desvestí
despacio, cada prenda de vestir caía
con un suspiro. Acaricié tu piel sedosa
hasta que estábamos de vuelta en los Campamentos, bajando
las colinas corriendo bajo una lluvia torrencial,
gritando y riéndonos; totalmente empapadas.

……………………………………………………………………………………………….

Poema de Jackie Kay (Edimburgo,1961) del libro La Generación del Cordero. Antología de la poesía actual en las islas británicas, realizada por los escritores Carlos López Beltran y Pedro Serrano

diciembre 17, 2012 at 6:39 pm Deja un comentario

Lorca: La aurora

La Aurora

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus
huesos que no habrá paraíso ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.

septiembre 3, 2012 at 6:12 pm Deja un comentario

Maribel Lacave: Señas de identidad

SEÑAS DE IDENTIDAD

Mi voz es la de Eva pecadora
la misma que alentó
mi flecha de amazona
y lloró soledades
del castillo cautiva.

La selva oyó el sonar de mis tambores
y los cielos mis gritos en la hoguera.

Luché contra el francés en Aragón
y contra España en Venezuela
soy Penélope fiel
y Mariana Pineda.

Luché en Marruecos y en Argel,
seguí a Dolores por cárceles y exilios
y de Vietnam aún llevo cicatrices abiertas.

Hiroshima me vio regar su suelo
y el Sahara bordarle su bandera.

Me buscaron sin cesar en Argentina,
de Uruguay lloré torturas y tristezas
y en Chile, puesta en pie,
cantaba con Violeta

soy Juana, Alfonsina y soy Gabriela
el desierto conoce mis noches sin fronteras
y el Caribe los días que anduve por la sierra.

Soy la mujer
la mujer que parió los hijos todos
que pueblan el planeta.

Soy diosa que camina
buscando paraísos en la Tierra

siempre amando sin descanso
siempre creciéndome sin tregua.

marzo 9, 2012 at 1:29 pm 1 comentario

Lêdo Ivo: Yendo en metro

YENDO EN METRO
Siempre que estoy en París tengo frío.
Mi abrigo guarda la llave del invierno.
Y nieva en mi silencio un silencio de nieve
en el suelo blanco del mundo, en el suelo blanco
que borra todas las culpas y miserias.
Y al ir en metro mi frío se agrava:
como si los pasajeros que me rodean
con sus rostros de cera y de cerusa,
sus rostros de fantasmas mal dormidos,
fuesen difuntos que deben bajarse
con los zapatos húmedos de nieve
en la blanca estación de Père-Lachaise

septiembre 26, 2011 at 8:40 am Deja un comentario

Li Po: Placer de marino

Placer de marino

¡Cabalgar en el viento,
viajero de mares sin retorno;
no dejar otra huella
que la que deja el pájaro en las nubes!

Del libro La biblioteca de Alejandría de José Luis García Martín

abril 18, 2011 at 8:32 am Deja un comentario

Konstantino Kavafis: El peón de ajedrez

El peón de ajedrez

Me gusta mirar a la gente cuando juega al ajedrez.

Mis ojos siguen esos peones

que poco a poco encuentran su camino

hasta alcanzar la última línea.

Ese peón avanza con tal soltura

que te hace pensar que llegando a esa línea

en ella comenzarán sus alegrías y recompensa.

Encuentra muchos obstáculos en su camino.

Los poderosos lanzan sus armas contra él.

Los castillos le acometen con sus

altas almenas; dentro de sus campos

veloces jinetes pretenden con astucia impedir su avance,

y por todos lados, desde el campo enemigo

la amenaza avanza contra él.

……

Más sale indemne de todos los peligros

y alcanza triunfante la última línea.

……

Con qué aires de victoria la alcanza

en el momento exacto;

qué alegremente avanza hacia su propia muerte.

……

Porque al llegar a esa línea, el peón morirá,

todos sus afanes eran para esto.

Cae el Hades del ajedrez,

y de su tumba resucita

la reina que nos salvará.

marzo 14, 2011 at 9:44 am 3 comentarios

Entradas antiguas


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo