Posts filed under ‘Poetas I-L’

Rimma Kazakova

Te perdono invariablemente
mis días de soledad,
y no me arrimo a otras orillas
aunque sean maravillosas.

Pero alcanzada esa práctica sensatez
al volver presuroso hacia el fuego doméstico,
¿Te perdonas a ti mismo? ¿Te perdonas
esos mis días de soledad?

septiembre 27, 2010 at 10:44 am Deja un comentario

José Kozer

Premoniciones Para Finalizar El Siglo

En lo más crudo del invierno de 1981 encontramos en el único tiesto
vivo que quedaba en casa
una violeta
minúscula que en pleno día sin sol de sí arrojaba unas sombras
numerosas que se esparcían por el techo y por todas
las paredes
de la sala, desaparecían por las cuarteaduras y la hendija de las
maderas,
nuestras niñas
dijeron que se fugarían a los manantiales: no era vivamente todavía la
voz del hambre ni el diácono de las horas
que llegaban
en su yegua con sus numerosas navajas barberas a raspar las cabezas
o cepillar algún mueble cuyas virutas
traerían
a la memoria los años de abundancia en que el caracol echaba de sí
grandes
multiplicaciones
y la luz nos confundía con aquellos limones grandes como vejigas de oro:
mucho
nos desalentó
aquella flor y más aún la luz que caía sobre el plato rebañado con sus
vestigios de otra luz
a la que sucumbieron
las grasas dulces de nuestras mujeres en sus faenas, la cópula dorada
de nobles panes a la mesa y el enredo de cuatro peces quietos con
su ojo derecho
en los platos.

JOSÉ KOZER (La Habana 1940 –        )

mayo 10, 2010 at 5:55 am Deja un comentario

Abelardo Linares

RADIANTE ROSA HIRIENTE

No el poder con su pesado manto y su cetro de
podredumbre,
ni la gloria, ave que se remonta con alas de ceniza
hacia un cielo que no existe.
Tampoco la fortuna, perla hecha de nieve que el
tiempo disuelve en la amargura de su copa.
Y menos aún el honor, el deber, la dignidad,
tediosos soles yertos girando en el vacío.
Sino el amor. El amor y su radiante rosa hiriente.

febrero 8, 2010 at 9:51 am Deja un comentario

Roberto Juarroz (III)

Porque esta noche duermes lejos
y en una cama con demasiado sueño,
yo estoy aquí despierto,
con una mano mía y otra tuya.
Tú seguirás allí
desnuda como tú
y yo seguiré aquí
desnudo como yo.
Mi boca es ya muy larga y piensa mucho
y tu cabello es corto y tiene sueño.
Ya no hay tiempo para estar
desnudos como uno
los dos.

Roberto Juarroz fue profesor de Bibliotecología y documentación en la Universidad de la Sorbona y en la Universidad de Buenos Aires, donde ejerció la docencia durante treinta años.

enero 25, 2010 at 9:02 am Deja un comentario

Julio Igualador

¿Qué te apuestas a que hoy
puedo escribir más allá de tres versos
sin nombrarte?

enero 11, 2010 at 9:23 am 7 comentarios

Poema de Navidad. Juan Ramón Jiménez

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía
suena fuera…
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

diciembre 25, 2009 at 1:48 pm 1 comentario

LIU TS’AI CH’UN

CANCIÓN

¡Cómo odio las aguas del río,
las barcas que lo cruzan!
Sonriente me dijo adiós en una
aquel que yo quería:
Pasan los años
y no vuelve.

LIU TS’AI CH’UN (Poetisa china, s. IX )

octubre 19, 2009 at 11:22 am Deja un comentario

Julio Llamazares

LA MUERTE
(fragmento)

Aquí la muerte es amarilla, como el sabor del pan.

Yo la he visto rondar los braseros donde hierbas antiguas ahuyentan la nieve.

Y la he visto, en las noches de invierno, acercarse
a las llamas de aceite que velan sueños pálidos y humildes.

A la mañana, sólo el asombro de los perros conservaba la memoria de la muerte.

Julio Llamazares (León, 1955- )

junio 22, 2009 at 12:33 pm Deja un comentario

Roberto Juarroz

Algún día encontraré una palabra
que penetre en tu vientre y lo fecunde,
que se pare en tu seno
como una mano abierta y cerrada al mismo tiempo.
Hallaré una palabra
que detenga tu cuerpo y lo dé vuelta,
que contenga tu cuerpo
y abra tus ojos como un dios sin nubes
y te use tu saliva
y te doble las piernas.
Tú tal vez no la escuches
o tal vez no la comprendas.
No será necesario.
Irá por tu interior como una rueda
recorriéndote al fin de punta a punta,
mujer mía y no mía
y no se detendrá ni cuando mueras.

ROBERTO JUARROZ (Argentina, 1925-1975)

junio 8, 2009 at 12:32 pm Deja un comentario

Federico García Lorca

¡Qué pena de los libros
que nos llenan las manos
de rosas y de estrellas
y lentamente pasan!

23 de abril, Día del Libro

abril 20, 2009 at 8:00 am Deja un comentario

Entradas antiguas Entradas recientes


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo