Posts filed under ‘Poetas P-S’

Jennifer Strauss: Eva

– Creo que lo llamaré jirafa –

Él habla: ella sonríe, está

siempre sonriendo, pero no

discrimina, sólo

observa el amplio jardín

con placer ilimitado.“

¡Jirafa!” dice él, con énfasis,

haciéndola mirar, luego suspira

“No es fácil, tener que encontrar

tantos nombres diferentes”.

Animada, ella le ofrece ayuda:

él no está convencido.

“Bueno, en realidad fue a mí a quien Dios mandó

dar nombre a las criaturas… aunque quizá

podrías intentarlo con algo pequeño…”

“Pero si tengo grandes ideas”.

Él la toma de la mano,

“Ya veremos… amor mío… mañana…”

Mañana ella está tumbada al sol,l

a hierba cosquilleándoles los pies,

¿Dónde está jirafa? pregunta él.

“No sé, aquí”, dice ella, “por ahí”.

¡Bobadas! Mira, allí-(blande su dedo) allí, allí,no hay jirafa”… Pero

aún tienes bastante.

“No se trata de eso, está perdida

si yo no la veo, perdida,

o en algún otro sitio”.

Y Adán parte, en su búsqueda.

Y aunque el cielo es aún azul,

las hojas de un verde intenso,

hay un espacio en blanco,

un hueco dentro de la creación

que se llama jirafa, que significa

lo otro, la ausencia, la falta de algo.

Eva se siente, por primera vez,

vacía… aludida

(sobre su cabeza en el árbol

pero madura y al alcance de la mano)la fruta brilla,

redonda, sustanciosa.

marzo 25, 2021 at 11:15 am Deja un comentario

Jennifer Strauss: What women want

What women want:

Sin querer de manera alguna

dar nombres o poner en evidencia

a los pesos más pesados,

tengo noticias para Freud

y para Poncio Pilatos

incluso en broma

fueron demasiado abstractos.

Aquí tenéis algo

que las mujeres quieren

de manera específica, de verdad

yacer con un amante

toda una tarde

tan juntos que la piel

sólo conozca límites

a través del contacto

y que la mente abandone

todo tipo de alarde director,

hasta que susurrar

¿Qué estás pensando?

sea sólo un juego de palabrasr

asgando la luz

y tan inofensivas

como la ola más tranquila

sobre la arena bañada por la marea.

Es verdad

El tiempo y el deseo pueden detenerse

aunque también es cierto

que los relojes van más rápido

que el lento deslizar de la luz

por el suelo y por las paredes

y que a veces la lengua

no acaricia suavemente

sino que se dispara en palabras

para crear divisiones

más cortantes que cualquier espada

entre los cuerpos dormidos.

Quizá la separación sea esencial,

como el sueño o el sexo,

pero las mujeres quieren

algunas veces aún yacer

realmente unidos

toda una tarde

despiertos, sin deseo.

marzo 25, 2021 at 11:00 am Deja un comentario

Sylvia Plath: Canción de amor de la joven loca

Cierro los ojos y el mundo muere;
Levanto los párpados y nace todo nuevamente.
(Creo que te inventé en mi mente).

Las estrellas salen valseando en azul y rojo,
Sin sentir galopa la negrura:
Cierro los ojos y el mundo muere.

Soñé que me hechizabas en la cama
Cantabas el sonido de la luna, me besabas locamente.
(Creo que te inventé en mi mente).

Dios cae del cielo, las llamas del infierno se debilitan:
Escapan serafines y soldados de Satán:
Cierro los ojos y el mundo muere.

Imaginé que volverías como dijiste,
Pero crecí y olvidé tu nombre.
(Creo que te inventé en mi mente).

Debí haber amado al pájaro de trueno, no a ti;
Al menos cuando la primavera llega ruge nuevamente.
Cierro los ojos y el mundo muere.
(Creo que te inventé en mi mente).

marzo 25, 2021 at 10:15 am Deja un comentario

Berta Piñán: Llena

LLENA



El ríu arrastraba plásticos y botelles,

animales muertos. El primer día

vimos una bicicleta: pensamos que, total,

faltába-y una rueda. La mañana siguiente

baxaren, de siguío, dos postes de la lluz

y esa nueche sacamos veles y candiles vieyos

del desván. Al otru día salimos tempranu

a buscar la vaca: atopámosla como una ballena

pinta, nel pozu, embaxu casa. Nun foi a morrer

mui lloñe, diximos. Depués volvíemos

callaos a casa y nunca nun sabíemos desplicar

lo que nos pasaba.

El ríu arrastraba la vida y a veces,

dexábanos solos.

marzo 23, 2021 at 11:20 am Deja un comentario

Alejandra Pizarnik: Afuera hay sol

Afuera hay sol.
No es más que un sol
pero los hombres lo miran
y después cantan.

Yo no sé del sol.
Yo sé la melodía del ángel
y el sermón caliente
del último viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pañuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer a mis sueños enfermos.

Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.

marzo 23, 2021 at 10:46 am Deja un comentario

Berta Piñán: Gramática

LECCIÓN DE GRAMÁTICA

¿Cómo se diz en uolof la palabra frontera, la palabra

patria? ¿Y en soniké? ¿Cómo-y llamáis al desamparu?

Si queréis dicir en bereber, por exemplu, “yo tuvi una casa

nun arrabal de Rabat” ¿ponéis nesti orde la frase?¿Cómo

se conxuguen en bambara los verbos que lleven al norte,

qué axetivos-y cuadren a la palabra mar, a la palabra muerte?

tenéis que marchar, ¿ye la palabra adiós un sustantivu?

¿Cómo se pronuncia en diakhanké la palabra exiliu?

¿Hai quexuntar los llabios? ¿Duelen? ¿Qué pronomes usáis pal qu’espera

na playa, pal que regresa ensin nada? Cuando señaláis p’allá, pa contra

casa, qué alverbiu escoyéis? ¿Cómo se diz na vuestra, na nuestra llingua

la palabra futuru?

marzo 23, 2021 at 10:20 am Deja un comentario

Li Qinzhou

VIENTO DETENIDO / Li Qingzhou

viento detenido

polvareda de perfumes

flores últimas

se hace tarde en la noche

¡estoy tan cansada

que no puedo ni cepillarme el pelo!

las cosas permanecen

los hombres no

todo en su final se acaba

quisiera hablar

pero mis lágrimas se precipitan

dicen que en Shuangxilos

la primavera es aún hermosa

podría navegar allí

en una barca ligera

pero quizá ésta sea tan pequeña, tan frágil,

que no pueda soportar el peso

de tanta melancolía

(Traducción de Pilar Sánchez España, del libro Poesía completa (60 poemas ci para cantar) / Li Qingzhao .– Edición y traducción del chino de Pilar González España – Colección: «poesía del oriente y del mediterráneo», 33 – Nº páginas: 208 – ISBN: 978-84-96327-77-1

marzo 23, 2021 at 12:38 am Deja un comentario

Li Qingzhou

AL LAGO LLEGÓ EL VIENTO

Al lago llegó el viento. Las grandes ondas se extienden infinitas.

Ya el otoño envejece, y son raros los juncos del río.

El rielar de las aguas y el colorido de los montes conmueven siempre al hombre.

Imposible cansarse de alabar sus bellezas siempre nuevas.

Ya los lotos lograron la plenitud madura de su forma y su vejez las flores de nenúfar.

El rocío refrescó las blancas floraciones acuáticas y las hierbas de la ribera baja.

Adormecidas en la arena, las garzas y las gaviotas no se dignan a volver la cabeza,

y parecen reprochar a los hombres

que hayan vuelto tan pronto.

Del libro: Segunda antología de la poesía china / [traducción, comentarios y notas de] Marcela de Juan — Madrid : Alianza, [2007]

………………………………………………………………………………………………………

LI (1084-c. 1155), escritora china de la Dinastía Song, nació en Shandong, en el seno de una familia de eruditos y militares.

Antes de casarse a los dieciocho años, ya era muy conocida como poeta. En 1101, se casó con Zhao Mingcheng, hijo de un importante funcionario con quien compartía un gran interés tanto por la poesía como por las colecciones de arte y la epigrafía. Al comenzar su marido su carrera militar, sus largas ausencias le sirvieron de inspiración para sus poemas, de hecho los dos escribieron poesía sobre la añoranza que sentían uno por el otro, su cariño, y poemas sobre el amor a sus hijos.

Las visicitudes políticas provocaron frecuentes traslados de la pareja y llegaron a perder gran parte de su colección de esculturas de bronce— difícilmente transportables — y pintura, pues tuvieron que venderlas para sobrevivir.

Las dificultades vividas afectaron a la salud de Zao Mincheng que falleció a los cuarenta y cuatro años (1129) por lo que Li Quingzhao, viuda y desesperada, acabó refugiándose en casa de su hermano. Éste le consiguió un segundo matrimonio, casi a sus cincuenta años, que resultó ser desastroso. Su marido la maltrató desde el principio del matrimonio por lo que no dudó en pedir el divorcio a las pocas semanas.

El resto de su vida la pasó sola, encontrando refugio en una poesía jalonada de una desesperación cada vez más honda y la melancolía del amor perdido y la patria martirizada.

Únicamente se conservan alrededor de cien poemas de Li Quingzhao, pero por la belleza de sus composiciones se considera una de las grandes poeta chinas de la historia.Como curiosidad, un crater de Venus lleva su nombre y Karol Beffa puso música a cuatro de sus poemas bajo el título Fragments of China (Klarthe).

marzo 23, 2021 at 12:00 am Deja un comentario

Wislawa Szymborska: Amor feliz

Amor feliz

Amor feliz. ¿Es normal,
es serio, es positivo?
¿De qué le sirven al mundo dos seres
que no ven el mundo?

Enaltecidos mutuamente sin merecerlo,
dos cualesquiera entre un millón, mas convencidos
de que les sucedería. ¿En recompensa de qué? De nada.
La luz cae de ninguna parte.
¿Por qué da en ellos y no en otros?
¿Ofende a la justicia? Sí.
¿Infringe las normas establecidas con esmero,
despeña la moraleja desde la cumbre? Infringe y despeña.

Mirad a los felices:
¡Si al menos se escondieran un poco,
si fingieran agobio para reconfortar a los amigos!
Escuchad cómo ríen: es una afrenta.
En qué lengua hablan, al parecer comprensible.
Y esos ceremoniales, esos miramientos,
esas primorosas y mutuas atenciones,
¡diríase un complot a espaldas de la humanidad!

¿Qué ocurriría
si su ejemplo se imitara?
A qué recurrirían la religión y la poesía,
qué sería recordado y qué olvidado,
quién eligiría permanecer encerrado en el círculo.

Amor feliz. ¿Es necesario?
El tacto y el juicio obligan a silenciarlo
como si fuera un escándalo de las altas esferas de la Vida.

Los bebés espléndidos nacen
pero nunca lograrán poblar la tierra
ya que pocas veces sucede.

Que quienes no conocen el amor feliz
sigan afirmando que no existe un amor feliz en ningún sitio del mundo.

Con esa creencia les será más fácil vivir y también morir.

febrero 9, 2021 at 10:22 am 6 comentarios

Nicanor Parra: Últimas instrucciones

 

parra2

Últimas Instrucciones

Estos no son coqueteos imbéciles
háganme el favor de Velarme Como Es Debido
dáse por entendido Que en la reina
al aire libre —detrás del garage
bajo techo no andan los velorios

Cuidadito CON velarme en el salón De honor De la universidad
o en la Caza del Ezcritor
de esto no cabe la menor duda
malditos sean si me velan ahí
mucho cuidado con velarme ahí
Ahora bien —ahora mal— ahora
vélenme con los siguientes objetos:
un par de zapatos de fútbol
una bacinica floreada
mis gafas negras para manejar
un ejemplar de la Sagrada Biblia

Gloria al paDre
gloria al hijo
gloria al e. s.
vélenme con el Gato Dominó.
la voluntad del muerto que se cumpla

Terminado el velorio
quedan en LIberTad de acciÓn
ríanse —lloren— hagan lo que quieran
eso sí que cuando choquen con una pizarra
guarden un mínimo de compostura:
en ese hueco negro vivo yo.

………………………………………………….

Nicanor Parra, antipoeta, ha fallecido a los 103 años.

enero 24, 2018 at 8:43 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo