Posts filed under ‘Poetas T-Z’

Adam Zagajewski: Mis tías

Escenas domésticas 008
MIS TÍAS

Siempre ajetreadas con lo que llamaban
la cara práctica de la vida
(Platón ya se ocupó de la teoría),
hasta los codos en los muebles, las sábanas,
en los jardines de la cocina y la despensa,
sin olvidarse de la bolsita de lavanda
que volvía el armario de las sábanas en un prado.

La cara práctica de la vida,
igual que la cara de la luna sin alumbrar,
no estaba exenta de secretos.
Cuando se acercaban las Navidades
la vida se convertía en pura praxis
instalándose por un tiempo en los pasillos,
refugiándose en las maletas, en los bolsos.

Y cuando alguien moría (por desgracia
también ocurría en nuestra familia)
mis tías se entregaban por completo
a la cara práctica de la muerte
olvidándose entonces de cambiar la lavanda
que olía con frenesí, despreocupada,
bajo la pesada nieve de las sábanas.

De Deseo, 1997)

Fotografía: Escena doméstica publicada en el blog Murre tanrre querre

 

 

Anuncios

junio 9, 2017 at 1:25 pm Deja un comentario

Carmen Yáñez: Prodigio

Prodigio

…………………………A Marcia Scantlebury

Si en aquellos días de octubre
las negras vendas
cuando de verdad el miedo
mordía las carnes.
Y nosotras escondiendo nombres
en los pliegues del sudor.
Nunca estuvimos más cerca
de las rosas
¿Te acuerdas de las rosas
que paradójicamente crecían allí.
En el centro mismo del dolor?
Hermosas rosas…
de las que se nos negó
el favor de su perfume
pero no sus tristes espinas.
Si en aquellos días de octubre
en Grimaldi
cuando ni mi olfato
me decía que despertarías,
Marcia,
te hubiese hablado
sólo por consolarte
por curarte la herida de la cara
por despejar el aire de un mal sueño
por volver la vista atrás
tomando el tiempo por las astas
y reconstituir la tela de cebolla
que nos cubrió
hasta entonces.
Si te hubiese hecho una promesa,
si hubiese predicho
un encuentro, en una ciudad
lejana, bella
San Marcos, Venecia
la ciudad de los reencuentros
prodigiosos.
No me habrías creído
No me habrías creído
porque la muerte batía alas
allá afuera
y la bondad callaba.

……………………………………..

La chilena Carmen Yáñez sufrió cárcel y tortura en Villa Grimaldi, cuartel secreto de la policía, durante la dictadura. Después pasó a la clandestinidad y, bajo protección de la ONU, se exilió en Suecia. Desde 1997 vive en Gijón.

enero 29, 2013 at 11:28 am Deja un comentario

Derek Walcott: El amor después del amor

mirror
Un tiempo vendrá
en el que, con gran alegría,
te saludarás a ti mismo,
al tú que llega a tu puerta,
al que ves en tu espejo
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro,
y dirá, siéntate aquí. Come.
Seguirás amando al extraño que fuiste tú mismo.
Ofrece vino. Ofrece pan. Devuelve tu amor
a ti mismo, al extraño que te amó
toda tu vida, a quien no has conocido
para conocer a otro corazón
que te conoce de memoria.
Recoge las cartas del escritorio,
las fotografías, las desesperadas líneas,
despega tu imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

enero 21, 2013 at 6:15 pm 2 comentarios

Graciela Wencelblat Wainbuch

Algo que hacer con la poesía

Abrazar la poesía
crearle una vivienda
fuera de uno,
con espejos
un reloj que no dé las horas
para no abrir el silencio.
Hablarle con gestos infinitos
no hacerle reproches
practicarla con o sin estilo.
En una tarde cualquiera
llevarla a beber el viento.
Al alba mostrarle
la pulpa del mundo.
Entonces preguntarle
¿que piensas?

——————————————————-

Graciela Wencelblat Wainbuch es argentina y ha publicado 5 libros: El camino (1980), Por disimular que estoy flotando (Ed. Torres Agüero, 1989), La que dibuja los bordes de los cuerpos (Grupo Ed.  Latinoamericano, 1994), Pasaje del Signo(Ed. Vinciguerra, 1998) y Travesía del Desierto (Ed. Vinciguerra, 2002).

noviembre 5, 2012 at 7:58 am 1 comentario

Tomas Tranströmer: Madrigal

Fotografía de Kevin Bauman

MADRIGAL
Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que se seca en el cordel.

octubre 29, 2012 at 7:07 pm Deja un comentario

Graciela Wencelblat Wainbuch: El abrazo

Fue el abrazo
fue la manera de dar
el abrazo
fue la fuerza del abrazo
fue la postura
la forma de guarida
de cavidad
la conducta del abrazo
responsable,
de sostener sin poseer
de brindar sin pedir.
Fue el color de bienvenida
fue ese primer instante
que le propuso a mi piel
cambiar la temperatura
intercambiar latidos.
Después nacieron las palabras

agosto 27, 2012 at 7:28 pm 1 comentario

Jose Ángel Valente: Cae la noche

Cae la noche

Cae la noche.
El corazón desciende
infinitos peldaños,
enormes galerías,
hasta encontrar la pena.
Allí descansa, yace,
allí, vencido,
yace su propio ser.

El hombre puede
cargarlo a sus espaldas
para ascender de nuevo
hacia la luz penosamente:
puede caminar para siempre,
caminar…
¡Tú que puedes,
danos nuestra resurrección de cada día!

“Poemas a Lázaro” 1960

julio 16, 2012 at 10:22 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo