Posts tagged ‘Muerte’

Antonio Machado: Parábolas

I.

Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.

Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía…
¡Ahora no te escaparás!

Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!

Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.

Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?

Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: Todo es soñar,
y el caballito soñado
y el caballo de verdad.

Y cuando le vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú eres sueño?
¡Quién sabe si despertó!

III.

Erase de un marinero
que hizo un jardín junto al mar
y se metió a jardinero.
Estaba el jardín en flor
y el marinero se fué
por esos mares de Dios.

Anuncios

diciembre 5, 2012 at 10:15 am Deja un comentario

Jose Ángel Valente: Ceniza

Cruzo un desierto y su secreta
desolación sin nombre.
El corazón
tiene la sequedad de la piedra
y los estallidos nocturnos
de su materia o de su nada.

Hay una luz remota, sin embargo,
y sé que no estoy solo;
aunque después de tanto y tanto no haya
ni un solo pensamiento
capaz contra la muerte,
no estoy solo.

Toco esta mano al fin que comparte mi vida
y en ella me confirmo
y tiento cuanto amo,
lo levanto hacia el cielo
y aunque sea ceniza lo proclamo: ceniza.

Aunque sea ceniza cuanto tengo hasta ahora,
cuánto se me ha tendido a modo de esperanza.
………………………………

José Ángel Valente (Orense, 25 de abril de 1929 – Ginebra, 18 de julio de 2000)

abril 19, 2012 at 1:24 pm Deja un comentario

Alejandro Céspedes : ¿Quién posee a quién?

¿Quién posee a quién?

Es verdad que los muertos nunca se llevan nada. Lo dejan todo aquí, desparramado, exigiendo recuerdo en su protesta: gafas, llaves, teléfonos, zapatos, bolsos abiertos, agendas ya cerradas. Restos esparcidos sobre una carretera.

Ando sobre rastrojos de difuntos. No sé qué hacer con este sedimento de otras vidas que aparece sin causa razonable y cruza su traspié en mi camino.

A quién debo entregar estas herencias que dos nuevos cadáveres con los ojos abiertos, obscenamente abiertos ante mí, me piden que recoja.

Sus ojos como anzuelos.
Su cebo en el asfalto.
La mesa del recuerdo está servida.

Un joven policía estrena guantes.

………………………………………………………….

Alejandro Céspedes (Gijón, 1958-          )

Del libro Flores en la cuneta (2009)

junio 20, 2011 at 8:56 am Deja un comentario

Tinita González Ondina: Si vienes a por mí

Si vienes a por mí

Cuando vengas a buscarme.
Muerte,
Procura avisarme antes,
ni más ni menos
que unas pocas horas antes.
¡Por favor,
ten conmigo ese detalle!
Las más,
para dejar quemados
mis papeles escritos.
Las menos,
para no volverme atrás.
…………………..
TINITA GONZÁLEZ ONDINA es de Salinas (Asturias) y pertenece a la Asociación Punto y al arte.

junio 13, 2011 at 4:10 pm Deja un comentario

Konstantino Kavafis: El peón de ajedrez

El peón de ajedrez

Me gusta mirar a la gente cuando juega al ajedrez.

Mis ojos siguen esos peones

que poco a poco encuentran su camino

hasta alcanzar la última línea.

Ese peón avanza con tal soltura

que te hace pensar que llegando a esa línea

en ella comenzarán sus alegrías y recompensa.

Encuentra muchos obstáculos en su camino.

Los poderosos lanzan sus armas contra él.

Los castillos le acometen con sus

altas almenas; dentro de sus campos

veloces jinetes pretenden con astucia impedir su avance,

y por todos lados, desde el campo enemigo

la amenaza avanza contra él.

……

Más sale indemne de todos los peligros

y alcanza triunfante la última línea.

……

Con qué aires de victoria la alcanza

en el momento exacto;

qué alegremente avanza hacia su propia muerte.

……

Porque al llegar a esa línea, el peón morirá,

todos sus afanes eran para esto.

Cae el Hades del ajedrez,

y de su tumba resucita

la reina que nos salvará.

marzo 14, 2011 at 9:44 am 3 comentarios

Fabián Casas

Era uno de esos días en que todo sale bien.
Había limpiado la casa y escrito
dos o tres poemas que me gustaban.
No pedía más.
Entonces salí al pasillo para tirar la basura
y detrás mío, por una correntada,
la puerta se cerró.
Quedé sin llaves y a oscuras
sintiendo las voces de mis vecinos
a través de sus puertas.
Es transitorio, me dije;
pero así también podría ser la muerte:
un pasillo oscuro,
una puerta cerrada con la llave adentro
la basura en la mano.
………………………………………………………………
FABIÁN CASAS (Buenos Aires, 1965-     )

octubre 11, 2010 at 5:42 am Deja un comentario

Fabián Casas

SIN LLAVES Y A OSCURAS

Era uno de esos días en que todo sale bien.
Había limpiado la casa y escrito
dos o tres poemas que me gustaban.
No pedía más.
Entonces salí al pasillo para tirar la basura
y detrás mío, por una correntada,
la puerta se cerró.
Quedé sin llaves y a oscuras
sintiendo las voces de mis vecinos
a través de sus puertas.
Es transitorio, me dije;
pero así también podría ser la muerte:
un pasillo oscuro,
una puerta cerrada con la llave adentro
la basura en la mano.

FABIÁN CASAS (Buenos Aires, 1965- )

mayo 31, 2010 at 8:15 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Bienvenido

Si quieres leer buena poesía este es tu sitio. Comenta los poemas, déjanos poemas relacionados, participa como tú quieras...

Los poemas del mes de abril

El Poema de la semana

El poema de la semana y más (libros, literatura, autores)

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Difusión cultural

Los derechos de los textos y demás material expuesto en este blog pertenecen a sus autores o herederos o titulares de los mismos. Su exposición tiene únicamente como finalidad la difusión cultural y no persigue ningún fin publicitario ni comercial.

Selección de los poemas: Ana Zarabozo